El tricampeonato asoma en el horizonte para Verstappen

Max Verstappen se quedó con todo en Austria (pole, shootout, sprint, carrera principal y vuelta rápida) de manera categórica. Buena remontada de Checo Pérez. Ferrari superó a Aston Martin y a Mercedes. En el Red Bull Ring se celebró el festival de las sanciones. La victoria de Max corrió un riesgo innecesario por buscar el punto extra.

La Fórmula 1 no llegó a la mitad de la temporada y ya hay que escribir sobre quien será el nuevo (o viejo, según como se mire) campeón debido a la firmeza y contundencia mostradas por Max Verstappen en las nueve carreras disputadas hasta el momento. El piloto neerlandés tiene un hambre de gloria para destacar donde busca no dejarles nada a sus rivales y en el Red Bull Ring lo demostró durante los tres días de competencia.

Ganó la carrera sprint del día sábado por paliza (le sacó 21 segundos a Checos, su escolta, en 24 giros) y el domingo se dio se dio el gusto de entrar a boxes en la penúltima vuelta para calzar neumáticos blandos y buscar la vuelta rápida. Perdió gran parte de su ventaja allí pero igualmente se terminó imponiendo por 5.155 segundos sobre Charles Leclerc. Ese cambio de cubiertas maquilló un poco la distancia que le había sacado al piloto monegasco porque sino el resultado hubiese pasado los 25 segundos de distancia.

Max creció muchísimo como piloto desde que se consagrara campeón por primera vez en el 2021. Eso se nota en su manera de conducir. Le sale bien todo lo que piensa ya que lo ejecuta maravillosamente. Y a eso hay que agregarle su extraordinaria fortaleza mental que lo convierten en un depredador de las pistas. El campeonato está sentenciado en condiciones normales ya que además Max dispone de un arma letal: el exquisito RB19, un auto soberbio diseñado por el equipo de trabajo de Adrian Newey.

Nadie puede seguir el ritmo de Max en este momento.

Un riesgo innecesario

Cuando Max Verstappen pidió entrar a boxes en el giro 69 para colocar neumáticos blandos y llevarse un punto extra por marcar la vuelta rápida muchos intuimos el riesgo que conllevaba esta maniobra. ¿Vale la pena arriesgar todo y perder 25 puntos en el peor de los casos por tratar de ganar una unidad más?

La respuesta es claramente un no rotundo ya que no tiene sentido tomar riesgos cuando se tiene todo controlado y llegar a la bandera a cuadros era un trámite ya que Charles estaba a más de 22 segundos de distancia. Generalmente salen bien estas cosas pero el peligro que se corre es mayor al beneficio obtenido. Claro que en Red Bull se tienen una confianza enorme en este momento y ellos no lo vieron como un riesgo sino como una demostración de poder hacia el resto de los equipos.

Todo le salió de maravillas a Max ya Red Bull pero una sola pistola que se hubiese trabado o una tuerca rebelde que le hubiese hecho perder unos segundos valiosos (¿Te acordás de Valtteri Bottas en Mónaco 2021?) hubiese tirado por la borda todo el gran trabajo hecho durante el fin de semana. Verstappen no necesitaba ese punto extra para el campeonato ya que la ventaja que lleva es sideral, son 81 unidades que le sacó a su escolta Checo Pérez. El título ya está decidido aún cuando falten trece grandes premios por disputarse…

El momento donde la carrera pudo haber cambiado su curso ya que Max corrió un riesgo innecesario.

¿Renació Ferrari?

El equipo italiano aprovechó el filming day llevado a cabo en Fiorano durante la semana previa a esta carrera en Austria para probar un nuevo alerón delantero y un nuevo piso. Sumados a las otras mejoras esto le dio un buen rendimiento. El camino que comenzaron a transitar desde Canadá en adelante parece llevarlos a buen puerto en su lucha con Mercedes y Aston Martin por el subcampeonato.

Es difícil saber aún si este principio de recuperación los llevará de nuevo a la victoria. la sensación es que en Maranello están pensando en el auto del próximo año y que utilizarán esta SF-23 como conejillos de Indias para aplicar en el próximo monoplaza. La salida de Mattia Binotto no fue gratis y ahora buscan recuperar el tiempo perdido. Por ello llevarán otro paquete de mejoras a Silverstone. El ritmo de carrera mejoró bastante respecto a lo hecho anteriormente y el gran desafío es poder mantenerlo para pelear contra Mercedes y Aston Martin.

El segundo puesto de Charles Leclerc es un bálsamo para el equipo aunque la sumatoria de puntos haya quedado un tanto opacada por los diez segundos de sanción que recibió Carlos Sainz tras la revisión hecha por los comisarios tras recibir una denuncia de Aston Martin por sobrepasar los límites de pista. El piloto español había terminado en el cuarto lugar tras una durísima batalla con Checo Pérez (esas tres vueltas fueron de lo mejor que mostró la carrera) pero tras la sanción retrocedió hasta el sexto puesto.

Charles Leclerc consiguió un brillante segundo puesto y hasta se dio el gusto de liderar la competencia durante algunas vueltas.

El festival de las sanciones

Vamos a caer en una verdad de Perogrullo: los reglamentos están hechos para ser respetados. Hasta ahí está todo bien y más que claro pero si las autoridades sancionan a dieciocho de los veinte pilotos de la grilla durante la clasificación entonces algo está mal, muy mal. Los comisarios aceptaron la protesta de Aston Martin y debieron revisar ¡1200! posibles infracciones a los límites de pista para empeorar aún más las cosas, un auténtico despropósito.

Si hay tantas faltas por no respetar los límites de pista entonces los pilotos no son los culpables sino el circuito. El Red Bull Ring es un circuito hermoso y muy rápido con algunas complejidades que no son de fácil resolución y que todos los años causan problemas porque la FIA no interviene de manera más firme.

La curva 10 es muy rápida y en bajada lo cual la hace muy difícil de tomar. La trayectoria de los autos tiende a ir hacia afuera de la pista (por eso están esos pianitos allí) y eso hace muy complicado que los pilotos puedan mantener las dos ruedas derechas dentro de la línea blanca que marca el límite de la pista. A todo eso debe agregarse la visión que tienen los corredores desde dentro del cockpit. El resultado es uno solo: sanciones a mansalva para todos. Ni Bernd Mayländer se salva…

Esteban Ocon tiene el privilegio de haber sumado cuatro sanciones post carrera que convergieron en unos escandalosos ¡30 segundos! de recargo. El francés ya había cumplido una sanción de cinco segundos durante la competencia con lo cual tuvo el honor de ser el piloto más sancionado…

Yuki Tsunoda acumuló advertencias y sanciones por superar los límites de pista en siete oportunidades. El japonés tuvo un día para el olvido en Austria. La FIA le pidió a las autoridades del Red Bull Ring (que además renovó su contrato con la F1 hasta el 2030) que pongan grava en las curvas 9 y 10 para terminar con este flagelo y para que la categoría deje de dar una mala imagen hacia afuera.

Esteban Ocon fue el piloto más sancionado de la competencia. En carrera le dieron cinco segundos de penalización y más tarde recibió treinta segundos más de castigos.

¿El comienzo de la recuperación para Checo?

El piloto mexicano necesitaba una actuación así para levantar su autoestima. Lo hizo en la carrera sprint y lo volvió a repetir en la competencia principal. Su única mancha fue durante la clasificación ya que no pudo pasar a la Q3 porque los comisarios le quitaron tres tiempos de manera consecutiva en la Q2.

Además Sergio venía recuperándose de un malestar físico y lo más importante para él no era pelearle a Max (de hecho hasta Christian Horner le soltó la mano en ese aspecto) sino levantar su nivel de manera urgente para alejarse de Fernando Alonso y Lewis Hamilton la lucha por el subcampeonato.

Sus objetivos cambiaron y no debe apartarse de ellos. Checo no consiguió la consistencia necesaria para que su equipo lo deje pelear el campeonato con Max aunque todo lo vivido le sirvió de aprendizaje para el futuro. La pelea que tuvo con Carlos Sainz por el tercer lugar fue de lo mejor que entrego la carrera. Allí se vio lo mejor de ambos tanto atacando como defendiendo. Esta buena actuación la debe ratificar en Silverstone mientras tanto puede dormir tranquilo porque su mala racha parece haber llegado a su fin.

Checo y Carlos pelearon durante varios giros por el tercer lugar, Fue de lo mejor que se vio en la carrera.

Fotos: gentileza Red Bull Racing y Scuderia Ferrari.

Dejá un comentario