La FIA le abrió la puerta a Andretti y la FOM quiere cerrársela (y hay una guerra en el medio)

La entidad presidida por Muhammed ben Sulayem aprobó el ingreso de la escudería estadounidense a la Fórmula 1. Ahora deberán negociar con la FOM. El resto de los equipos no están dispuestos a perder once millones de dólares anuales y exigen una compensación. El trasfondo por el control de la categoría. Las dudas sobre la unidad de potencia.

La categoría más popular del planeta está en pie de guerra debido a la aprobación que hizo la FIA de la solicitud de Andretti Global para formar parte de la Fórmula 1 lo antes posible. Claro que para que ello se plasme aún quedan varias instancias para dirimir pero el primer paso por parte del equipo estadounidense ya está dado.

Ahora comienzan las negociaciones con la FOM para discutir las cuestiones comerciales aunque los equipos ya están mostrando su resistencia a que la torta se reparta entre once escuderías y no entre diez como sucede en la actualidad. Estas charlas entre Andretti y la entidad liderada por Stefano Domenicali no debería ir más allá de marzo-abril del 2024 para que los estadounidenses puedan competir en la categoría rápidamente.

El valor estimado que perderá cada alineación se ubica en los once millones de dólares, lo cual es un monto exiguo para escuderías de la talla de Ferrari, Mercedes o Red Bull pero que es significa una merma importante de ingresos para Alpha Tauri, Williams o Haas. Por ello se habla de un resarcimiento de seiscientos millones de dólares para repartirse entre los diez equipos que componen la grilla actual.

En caso de aprobarse el ingreso de Andretti a la Fórmula 1 allí se conocerá que sucede con su unidad de potencia ya que Cadillac no está en condiciones de entregar la suya antes de la temporada 2027. Y aquí habrá un problema ya que si los estadounidenses comienzan a competir en el 2025 entonces necesitarán dos UPs concebidas bajo un reglamento diferente debido al cambio normativo que entrará en vigencia para el 2026.

Muhammed ben Sulayem quiere que Andretti sea parte de la Fórmula 1.

VIDEO: la guerra entre la FIA y la FOM por Andretti

Una lucha de poder

Tomamos nota de las conclusiones que sacó la FIA en relación con la primera y segunda fase de su proceso para aceptar a nuevos equipos en la Fórmula 1 y ahora realizaremos nuestra propia evaluación de los méritos de la solicitud restante.

Comunicado de la FOM sobre la aceptación de la solicitud de Andretti por parte de la FIA

Andretti es simplemente el jamón del sandwich en esta historia ya que la pelea de fondo es entre la FIA por un lado y Liberty Media y los equipos por otro para controlar a la categoría más emblemática del planeta. Y controlar significa manejar los derechos comerciales y tener acceso a la enorme cantidad de dinero que genera la Fórmula 1.

Ya sucedió con la guerra FISA-FOCA a principios de los ochenta cuando Carlos Reutemann quedó en medio de esa disputa y perdió un campeonato increíble. Claro que en lugar del inefable Bernie Ecclestone ahora está al mando Stefano Domenicali, un personaje que responde a los intereses de los equipos y no busca el bien del deporte.

La FIA quiere recuperar el terreno perdido dentro de la categoría mientras que Liberty y los equipos más grandes sueñan con ser una franquicia prácticamente independiente tal como lo es la NBA. Los dueños de los derechos comerciales de la categoría cuentan con el apoyo de los tres principales jefes de equipo: Toto Wolff, Fred Vasseur y Christian Horner ya que no quieren el ingreso de una nueva escudería.

Liberty Media no deja de ser un fondo de inversión y cuando se aburran de la Fórmula 1 se irán sin demasiados problemas dejando un tendal de damnificados incluidas las propias escuderías que hoy avalan su accionar a fuerza de billetes. En 2025 vence el Pacto de la Concordia actual y las partes deberán negociar un nuevo acuerdo. Quien pierda esta batalla (la FIA o la FOM) quedará debilitado para poder negociar con los otros actores. Los equipos saben moverse políticamente e irán para el lado donde calienta el sol…

Las formas de retrasar, demorar o directamente de hacer desistir a Andretti de sus aspiraciones pasan por manejar el ritmo de las negociaciones ya que los tiempos están muy ajustados y cualquier retraso en las mismas afectaría al desarrollo del equipo. Si la FOM alarga las charlas deliberada e innecesariamente sin llegar a un resultado concreto entonces le será muy difícil al equipo estadounidense estar listo para entrar a participar desde la temporada 2025.

Stefano Domenicali deberá negociar con Andretti aunque la pelea de fondo es con la FIA por el control de la Fórmula 1.

Todo es cuestión de dinero

Para entrar a formar parte de la Fórmula 1 hay que desembolsar un canon de doscientos millones de dólares a repartirse entre los equipos que ya son parte de la estructura de la categoría como una suerte de resarcimiento por anticipado ante las pérdidas que significarían repartir la torta entre más comensales. Un pequeño detalle: este monto era antes que Liberty Media se haga cargo de la categoría.

Los equipos ahora le reclaman a Andretti de manera extraoficial un resarcimiento de seiscientos millones de dólares para que los estadounidenses puedan formar parte de la categoría. Se quieren asegurar una eventual caída en sus ingresos ya que consideran que el equipo de Michael y Mario no le agregará un plus a la categoría y que por lo tanto no le generará más dinero.

Ferrari, Mercedes y Red Bull no se sentirán afectados por una merma once millones de dólares en su presupuesto pero para Williams, Haas o Alpha Tauri una reducción de esa índole directamente les impedirá desarrollar sus monoplazas ya que estos equipos ni siquiera llegan a gastar cifras cercanas al límite presupuestario ya que sus erogaciones no superan los cien millones de dólares al año.

La FIA ya dio el primer paso aprobando la solicitud de Andretti para que ingrese a la Fórmula 1. La siguiente movida corresponde a la FOM mientras la pelea de fondo es por el control de la categoría. Y gane quien gane esta partida quedarán heridos por todas partes y la pregunta es una sola: ¿La Fórmula 1 seguirá siendo la misma después de esto?

Los equipos no quieren que ingresen otras escuderías en la Fórmula 1.

Fotos: gentileza Andretti Global, Prensa FIA y Prensa Fórmula 1.

Dejá un comentario