Max y Lewis, el final de una lucha maravillosa

La temporada 2021 tendrá un final a toda orquesta en Abu Dabi. Hamilton y Verstappen definen el campeonato tras una lucha muy pareja e intensa que no decayó nunca. Nuestro agradecimiento eterno para estos pilotos que definitivamente estarán en nuestros corazones.

Estamos viviendo tiempos históricos e inolvidables. Pocas veces la Fórmula 1 entregó un campeonato de estos quilates. En realidad solamente pasó una sola vez que los contendientes al título llegaran al último gran premio igualados en puntos. En 1974 fue el turno de Emerson Fittipaldi y Clay Regazzoni y ahora llegó el momento de Max y Lewis o Lewis y Max.

El mayor atractivo de esta definición es que por fin Lewis Hamilton (y Mercedes, of course) peleará un título frente a un rival que tenga un auto diferente al suyo. Ese deuda que tanto le reclaman a Lewis sus detractores está a punto de saldarse si es que Max lo deja. Y el morbo está presente por supuesto. Hamilton puede caer derrotado ante el más duro rival que haya tenido, un jovencito holandés que busca la gloria a sus veinticuatro años.

Las cosas no están tan cordiales en este momento. Max y Lewis lucharon todo el año.

El rey quiere seguir reinando pero tiene un retador a su altura

Lewis viene manejando en gran forma esta temporada más allá de algunos errores un tanto inesperados como en Imola o en Bakú. El campeón fue obligado por su challenger a levantar el nivel de conducción para tratar de llegar a su ansiado octavo campeonato que lo pondrá a liderar esa tabla en soledad. Enfrente tiene un rival que le está complicando el plan. Nadie esperaba que Red Bull se ponga a la par de Mercedes en un año de transición para la categoría. Nadie.

Es cierto que el nivel del RB16B decayó desde Brasil en adelante pero Max también está conduciendo de manera soberbia con un auto un tanto inferior al W12. Ambos merecen ser campeones por haberse animado a desafiarse en todos los circuitos en que se encontraron en pista con un altísimo nivel de conducción.

Lewis representa el orden establecido en la Fórmula 1 que poco a poco va mermando y Max es el representante de la nueva generación de pilotos que está tomando por asalto la categoría sin importarle demasiado los pergaminos. Max pudo hacer lo que muchos pilotos no pudieron: llevar a Hamilton hasta el extremo y definir el campeonato en la última fecha.

Ambos merecen ser campeones por la magnífica temporada que tuvieron y nos regalaron.

Escuchá nuestro podcast sobre Arabia Saudita

Lewis ganó en Arabia Saudita y puso el campeonato al rojo vivo.

Gracias, gracias, gracias

Se termina esta emocionante y cerradísima temporada 2021 con Max y Lewis decidiendo el título en Abu Dabi. Este empate en puntos es una rareza en la categoría y por ello es que aconsejo disfrutar. Correrse un poco del eje para tener una mirada más amplia y disfrutar ya que somos testigos de la historia. Es un momento único e irrepetible que construyeron ellos dos con la ayuda de sus equipos.

Agradecerles es poco, para este humilde blogcito ya ganaron los dos pase lo que pase en Abu Dabi. Lewis busca agrandar sus bestiales números (¿Cuánto tiempo pasará hasta que alguien lo alcance?) y Max quiere meterse en la historia tal como lo hizo Nico Rosberg en el 2016. La diferencia es que Max lo hará con un auto diferente al que utiliza Lewis. Ambos tienen mucho para ganar y mucho para perder. Por eso les digo simplemente gracias, siempre estarán en nuestros corazones.

Nuestro agradecimiento eterno para estos dos titanes.

Fotos: gentileza Mercedes AMG F1 y Red Bull Racing Honda.

Periodista deportivo. En los 90 hablaba de rugby en LV12 y ahora escribo y hablo sobre Fórmula 1. Fan de Star Wars. Amo los autos, la tecnología y la navegación a vela. Deportes y literatura siempre. Vi a Argentina ganar tres mundiales. Rock, mucho rock. La curiosidad mueve todo.

Dejá un comentario