Lewis Hamilton: la rebelión del Sir

El heptacampeón del mundo negó enfáticamente la posibilidad de quitarse las joyas de su cuerpo para evitar problemas en caso de un accidente en pista. La FIA es clara al respecto. El recuerdo de Nery Pumpido.

Cuando alguien hace deportes de manera federada o profesional sabe que hay determinadas acciones que están prohibidas hacer. Usar joyas en el momento de tener actividad deportiva es una de las cuestiones que nunca se discutieron hasta que Lewis Hamilton dijo públicamente que no piensa cumplir con esa normativa impuesta por la FIA.

Una cosa es hacerse el rebelde y otra muy distinta es atentar contra su propia seguridad tal como hace el heptacampeón. Lewis es un gran piloto pero a veces (demasiadas diría yo) actúa como un nene caprichoso. Y no es la primera vez ni será la última ocasión en que lo haga.

Discutir una normativa tan clara y sensata no tiene ton ni son ya que la misma está hecha para proteger a los pilotos de posibles lesiones al momento de un choque o que estas joyas se enganchen con alguna parte del habitáculo del monoplaza siniestrado y traiga aparejado un problema más grave aún.

Los dichos de Sir Lewis sobre las joyas que usa

No tengo planes de quitármelos. Siento que hay cosas personales, debes poder ser quien eres. Hay cosas que no puedo mover. Literalmente no puedo sacarlos. Están soldados, tendría que cortarlos o algo así. Así que se quedarán.”

Las declaraciones de Lewis Hamilton a Sky Sports
Lewis salió con los tapones de punta para defender su posición.

El recuerdo de Pumpido

Nery Alberto Pumpido sufrió un insólito accidente en julio de 1987 mientras entrenaba con su club, River Plate. Se enganchó el dedo anular de su mano izquierda en la cual llevaba puesto el anillo de casado con uno de los gancho que sostienen las redes de las porterías en lo que debía ser un sencillo ejercicio en el cual tenía que saltar y tocar el travesaño del arco. El peso de su cuerpo hizo el resto y se le desprendió el dedo. Mediante una microcirugia pudieron reimplantarle el dedo.

Cuando este escriba jugaba al rugby éramos obligados a sacarnos las cadenitas que van en el cuello y los anillos para evitar lastimar a un rival o herirnos nosotros mismos ya que es un deporte de contacto. Nunca nadie protestó por hacer esto. En el fútbol es igual pero si un adorno que no se puede quitar se procede a taparlo con tela adhesiva para que quede sujeto y firme evitando las lesiones.

Lewis Hamilton deberá repensar su actitud ya que es un referente para muchísima gente alrededor del globo. Y está muy mal enseñar que las normas se pueden saltar o que estas no son iguales para todos. De eso se trata.

Lewisd no está exento de sufrir accidentes. En Monza la sacó barata…

Fotos: gentileza Mercedes AMG F1 y Oracle Red Bull Racing.

Periodista deportivo. En los 90 hablaba de rugby en LV12 y ahora escribo y hablo sobre Fórmula 1. Fan de Star Wars. Amo los autos, la tecnología y la navegación a vela. Deportes y literatura siempre. Vi a Argentina ganar tres mundiales. Rock, mucho rock. La curiosidad mueve todo.

Dejá un comentario