Toto Wolff está furioso con el rendimiento del W13

El Team Principal de Mercedes se mostró enojadísimo con las prestaciones del W13 tras haberse disputado dos grandes premios en los cuales ambos Mercedes quedaron muy lejos de Ferrari y Red Bull. Los alemanes están en una situación inédita desde que son potencia.

El equipo de Brackley no está pasándola bien en la temporada 2022. Muchos problemas impensados aquejan al W13 debido al poco tiempo de desarrollo del auto (Lewis Hamilton peleó el título hasta la última carrera con Max Verstappen en el 2021) y al éxodo de ingenieros que aqueja a la marca de la estrella. Aún así Toto Wolff está furioso con los resultados obtenidos.

Para el patrón de Mercedes no hay excusa que valga y quiere dejar atrás está racha negativa lo más rápido posible. Aproximarse a Red Bull y a Ferrari es casi una quimera pero con el equipo campeón de los últimos ocho años no hay que confiarse nunca ya que en el 2017 y 2018 revirtieron dos derrotas seguras en la segunda parte del año. La gran duda es si James Allison y sus adláteres podrán recortar esa distancia con los punteros.

Lewis Hamilton largó decimoquinto y terminó en el décimo lugar en Arabia Saudita.

La furia de Toto Wolff con el rendimiento del W13

Hemos tenido ocho años increíbles en los que hemos mandado en el grupo pero esta vez es como si hubiéramos vuelto al 2013 cuando, simplemente, no teníamos la velocidad de Red Bull y tampoco la de Ferrari.”

Creo que nosotros dimos un paso adelante en términos de rendimiento en comparación con las pruebas de pretemporada pero claramente fuimos el tercer equipo más rápido por detrás de Ferrari y Red Bull.

No tenemos un problema único, sino que son muchas partes del coche las que no funcionan, que no entendemos y que no ofrecen unas prestaciones aceptables. ¡No es lo que esperábamos de este coche! Lewis no ha hecho enormes cambios en el set-up pero sí realizó los suficientes para tener consecuencias dramáticas en las prestaciones.”

Toto Wolff en conferencia de prensa en Arabia Saudita
Toto Wolff está decepcionado y furiosos ante este inusual inicio de su equipo.

Escuchá nuestro podcast sobre el Gran Premio de Arabia Saudita

Max y Charles Leclerc cruzan la línea casi al unísono. En Mercedes saben que están por detrás de Red Bull y Ferrari en este momento.

Tiempo de trabajo en Brackley

Los resultados no son los mejores y por ello están revisando todos los datos de los dos grandes premios disputados en la pequeña ciudad de la campiña inglesa. Saben que tienen que reaccionar rápidamente (es más probable una mejora real para Imola que para Australia) porque cada carrera perdida les hará más difícil el camino de la recuperación a corto plazo. Y allí apuntan las palabras de Toto.

La idea de Wolff es sacudir y motivar a la tropa para minimizar daños inmediatamente ya que una cadena de malos resultados puede desmoralizar a cualquier escudería incluida Mercedes. La lucha por el campeonato del 2022 entre Lewis y Max está cobrando factura ahora ya que en Brackley tuvieron menos tiempo para ocuparse del W13. Y Toto quiere pagar todo cuanto antes…

George Russell pudo escalar hasta la quinta posición. Mucho más que eso no se le puede pedir al W13 por ahora.

Fotos: gentileza Mercedes AMG F1 y Oracle Red Bull Racing.

Periodista deportivo. En los 90 hablaba de rugby en LV12 y ahora escribo y hablo sobre Fórmula 1. Fan de Star Wars. Amo los autos, la tecnología y la navegación a vela. Deportes y literatura siempre. Vi a Argentina ganar tres mundiales. Rock, mucho rock. La curiosidad mueve todo.

2 Responses

  1. Lucas dice:

    Como siempre Impecable. La lucha por el titulo entre Lewis y max fue 2021. Abrazo Crack

  1. 13/11/2022

    […] meses atrás nadie quería al W13 por su falta de competitividad. Lo denostaron públicamente tanto Toto Wolff como el heptacampeón Lewis Hamilton mientras que George Russell no hablaba demasiado y le sacaba el […]

Dejá un comentario