Los límites que debe poner la Fórmula 1 a las celebridades

La Máxima sabe combinar como pocos deporte, espectáculo y glamour. Lo sucedido entre la custodia de Megan Thee Stallion y Martin Brundle en la grilla de partida es un llamado de atención para Liberty Media.

La Fórmula 1 siempre estuvo rodeada de glamour, belleza y espectáculo. Por ello es que famosos de pelajes variopintos buscan ser invitados al paddock. Casi siempre lo hacen con respeto y conocimiento por la categoría. Hay todo tipo de ejemplos al respecto como para entrar en tema.

Simon Le Bon, frontman de esa tremenda banda que es Duran Duran y un excelso fierrero, es un habitué del Gran Premio de Gran Bretaña y del Festival de Godwood desde siempre. Las imágenes de algunas entrevistas hechas por Martin Brundle lo muestran como alguien que disfruta del deporte y del espectáculo tratando con respeto a su entrevistador y sin guardaespaldas de por medio.

Una estrella como Simon Le Bon siempre tiene otro tipo de actitud. Aquí disfrutando de uno de sus autos.

Entender, respetar y participar

Muchas celebridades no conocen nada del funcionamiento de la Fórmula 1. Ni siquiera de su combinación de glamour, deporte y espectáculo, simplemente los invitan y van. Y podés ir con la actitud de Shaquille O’Neal, Ben Stiller o George Lucas por nombrar a muchos famosos que vimos desfilar por el paddock y la grilla de partida o podés hacerlo como Megan Thee Stallion con una falta de respeto total hacia quienes la invitaron.

Desfilar con guardaespaldas por la grilla de partida (¿Habrá pensado que algún mecánico le iba a pedir un autógrafo?) es un despropósito enorme más allá de las evidentes falta de educación y de ubicación de la rapera estadounidense. Y que un patova haya maltratado a Martin Brundle de esa manera es humillante.

El glamour está bien, el espectáculo está mejor pero la Fórmula 1 es básicamente un deporte. Y por ello Liberty Media debe ocuparse de invitar a celebridades, que las hay y muchas, que les guste el Gran Circo. La categoría creció muchísimo en estos años y captó nuevo público pero hay cosas que no se deben permitir.

Liberty Media tiene que tener en claro que la Fórmula 1 es la categoría reina del automovilismo mundial. No hay nada ni nadie que se compare con ella. Es tremenda y despiadadamente competitiva en un lugar donde nadie regala nada. Por ello se debe invitar a gente que aprecie estar allí. No van a faltar las celebridades que quieran estar allí…

Megan Thee Stallion quedó en el centro de la polémica por pasearse con guardaespaldas por la grilla de partida y por la poca educación de los patovicas.

Un tema a corregir

Lo sucedido en el Gran Premio de los Estados Unidos no es un hecho para rasgarse las vestiduras ni mucho menos, con saber invitar a la gente correcta alcanza y sobra. Liberty Media y la Fórmula 1 deberán ajustar este tipo de invitaciones para que no vuelvan a suceder hechos molestos y casi bochornosos.

La Fórmula 1 está ante que todo. El glamour y el espectáculo se llevan muy con La Máxima pero ante todo debe primar el respeto. Y allí tienen mucho trabajo para hacer tanto Liberty Media como la misma Fórmula 1 para que dentro de unos años recordemos al Gran Premio de Estados Unidos 2020 por las 400.000 personas que se dieron cita en Austin los tres días de competencia y no por unos patovicas demasiado celosos de su trabajo.

George Lucas y Ben Stiller disfrutaron de la carrera y de su condición de estrellas sin llamar la atención.

Fotos: gentileza Prensa Fórmula 1.

Periodista deportivo. En los 90 hablaba de rugby en LV12 y ahora escribo y hablo sobre Fórmula 1. Fan de Star Wars. Amo los autos, la tecnología y la navegación a vela. Deportes y literatura siempre. Vi a Argentina ganar tres mundiales. Rock, mucho rock. La curiosidad mueve todo.

1 Response

  1. Diego Augusto Sirera dice:

    La fórmula uno tiene que salir claramente establecer las reglas que le faltan por mencionar y por sobre todo respaldar a su empleado y actual trabajador Martín brandl ante los hechos ocurridos tiene que haber un completo respaldo hacia sus trabajadores en todo aspecto y lugar los hechos ocurridos Podrían haber dado lugar a cualquier otra cosa inclusive una tragedia a Estos tipos no les importa nada con tal de proteger a quienes ocasionalmente les da de comer deja en la vida por esa persona pero esa persona le devuelve con su obra y absoluta migaja por eso no hay que dar lugar a estos hechos ni tampoco este tipo de ridículos que arruina la categoría más importante del planeta

Dejá un comentario